Uno de los prejuicios muy extendido sobre la ciencia es que es «cosa de chicos». ¿Tú qué crees? Te planteamos este debate al igual que te proponemos que pienses qué mujeres científicas conoces. ¿Hay menos o tienen menos visibilidad? Los datos ponen sobre la mesa ambas cosas, y en cambio la historia demuestra que sí que hay grandes ejemplos, no muy conocidos, de grandes científicas.

No hay que irse muy lejos para descubrir ejemplos de grandes mujeres responsables de las bases de conocimiento que dieron lugar a avances como el Wifi, GPS, computación, etc. Nos vienen a la cabeza nombres que van desde la nanotecnología a la medicina nuclear como Elisabeth Wollman, bióloga; Miriam Rothschild (entomóloga); Geraldine Darden, matemática, o Helen Rodríguez Trías, pediatra. Este contenido se apoya en el blog www.mujeresconciencia.com, de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco.